El parque acuatico

Ayer estuve en un parque acuático, la verdad es que me lo pasé muy bien, me ha gustado eso de lanzarme por los toboganes de agua, al principio la sensación de impotencia, y de no controlar hacia donde iba me daba una sensación rara, pero me ha gustado, lo que menos me gustó es que siendo una entrada cara, los tubos no están suficientemente bien acabados y puedes salir con golpes y desgarros de la piel, salí con algún pequeño desgarro, y hasta la tercera atracción no me informaron que había que tirarse sin zapatillas (El hecho de no llevarlas no evita que te hagas daño). Tienes que pagar incluso por una hamaca, pero es algo que está bien probar una vez en la vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Regalos envenenados de Jazztel

4YFN Four Years From Now, el congreso de las pequeñas startups

Proyecto: Palabras que curan - Colección de antologías de relatos breves de Playa de Ákaba Título: Un nuevo camino me espera, alguna vez...