¡A la caza del cliente!

Ya sabemos que hay crisis y que cada vez cuesta más vender y tener buenos clientes. Hoy me dirigía al gimnasio cuando un hombre se me ha acercado y me ha preguntado:
-¿Vas a este gimnasio?
-Sí.
-Pues justo aquí al lado hay uno muy bueno y mucho más barato.
Me he quedado de piedra, yo conozco el gimnasio que me quería vender, estuve dos o tres años apuntado, y la verdad es que es muy bueno, tiene buenos profesionales y tengo buenos recuerdos, pero me gusta el mío por la piscina y porque es más grande.
Después he visto a esta misma persona haciendo una visita al gimnasio viendo las instalaciones acompañado de un monitor. Supongo que estaba evaluando la competencia. Es muy fuerte, pronto harán como las operadoras de telefonía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi lesión de rodilla

Subida a la montaña del Pedraforca

La nueva serie "remake" de Macgyver.