No existen las segundas oportunidades

A veces ni siquiera existen las primeras oportunidades, en el amor, la relación depende de dos personas, si el amor no es correspondido, en la relación no hay nada.

Pienso mucho en que podría haber hecho, qué he estado haciendo mal. Si la pareja te pide tiempo o más margen, se lo ofreces sin problema, si te dice que no siente nada, la relación se destruye, algo dentro de ti se rompe.

Si hay algo que le molesta, intentas ir cambiándolo poco a poco.

Piensas, no le he dado lo que quería, ¿pero la otra persona me ha dado lo que necesitaba?, a veces he necesitado a alguien que me escuche, decir algo, pero se hacía imposible por que en aquel momento no estaba, o necesitaba ella contarme algo, pero mi amor superaba aquello. A veces sólo necesitaba un abrazo, un te quiero, una sonrisa, pero todo aquello fue desapareciendo, y en su lugar aparecieron las prisas, las demandas por un cambio, yo también necesitaba un cambio, sentir que me iría con la persona que me enamoré, la persona que quería estar siempre a mi lado, la persona que me necesitaba. Ni una sola de las veces que me pidió embarcarme en la nueva aventura, me abrazó, me besó y me pidió al oído que fuese con ella. Siempre fue un "yo me voy", un "yo lo necesito", un yo que no entraba en el nosotros.

Tal vez sea verdad que yo no he cambiado, pero mi amor sigue siendo el mismo, a cambiado algo desde el principio, pero sigue habiendo una fuerza que quiere escuchar su voz y estar a su lado.

Y de repente el vacío, es cierto que el silencio se había establecido, mensajes no correspondidos y llamadas cada vez menores, más cortas, pidiéndome que aquel día no fuese, o diciéndome que tal día estaba demasiado cansada para oír mi voz. Quizá no quise ver esas señales.

Ella no me ofrecerá más su amor, es la terrible verdad, piensas en todas la veces que me pidió que no me fuese, que permaneciera a su lado pese a las adversidades, ningún problema llegó a distanciarme tanto como para romper de lleno la relación, y de repente, quien siempre pidió que la relación continuara, rompe, sin opción alguna. Antes de aquel momento ya había oído alguna frase disonante, pero no me importaba, ella era mi amor. Y pienso en el tiempo que le dí, en las veces que decidí seguir adelante a pesar de todo, y me siento decepcionado, traicionado y sin futuro.

He pensado en pedirle que vuelva a mí, incluso le he ofrecido lo que había querido, pero sólo encuentro los oídos sordos de su desilusión, si una persona no te quiere, se debe dejar ir, y cambiar tus sentimientos poco a poco en tu corazón. Romper con el pasado y encarar al futuro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Regalos envenenados de Jazztel

4YFN Four Years From Now, el congreso de las pequeñas startups

Proyecto: Palabras que curan - Colección de antologías de relatos breves de Playa de Ákaba Título: Un nuevo camino me espera, alguna vez...