Caminada hacia Montserrat

Hoy por la noche a las 0:00h, salía tanto de Sant Pere de Riudebitlles cómo de otros pueblos colindantes, una caminada nocturna para llegar por la mañana a las montañas de Montserrat (De la wikipedia: La palabra mont significa monte y serrat significa serrado en catalán. Parece como si alguien hubiese intentado serrarla con una sierra gigante.). Se trata de un camino difícil, por montaña y por carretera.

   La llegada a Sant Pere a esas horas es difícil, se debe coger un tren hasta Sant Adurní d'Anoia y después que te lleven en coche al pueblo, la combinación en transporte público es complicada.

   Comimos en el pueblo vecino de Vilafranca en un restaurante de bocadillos, con un tamaño generoso, lo único malo del lugar eran las pruebas de sonido que estaban haciendo en la plaza, y las pruebas de la máquina de humo, que hicieron que la cena no fuese todo lo buena que podría haber sido.

   Algunas impresiones de algún miembro del grupo antes de comenzar la caminada:

   - Va a hacer frío.
   - Nos vamos a cansar.
   - Creo que este año llegaremos en el tiempo estipulado.
   - He visto en el parte del tiempo que seguramente llovería.
   - Asistente digital: "No lloverá" .

   Casi llegamos tarde a la plaza del pueblo dónde ya esperaba un numeroso grupo, según supe más tarde, habían unas 70 personas, entre las que destacaban un par de niños pequeños y un perro.

   Al principio se comenzó a un ritmo muy lento, la salida del pueblo y la posterior entrada en el bosque se hicieron a un ritmo de calentamiento. La luna se veía menguante en el cielo, las nubes la tapaban parcialmente pero con el paso de las horas quedó totalmente tapada por ellas, por lo que fue más necesario el uso de las linternas.

   El trozo de bosque era zigzageante, y en algunas zonas se hacía muy estrecho por las zarzas, se atravesaron un par de riachuelos que pasaban con poca agua y se llegó a ver algún jabalí que observaba a distancia. El terreno no tenía demasiado barro, pero si que había bastante humedad y se veían bastantes setas, que seguramente no eran comestibles.

   Cuando se llegó al trozo de carretera, el camino se hizo muy largo, y el grupo se alargó tanto, que se hacía imposible a veces seguir a los de delante, si no hubiese sido por que sabíamos que la parada se efectuaba en Piera, podríamos habernos pasado el desvío, una vez dentro, también se hacía difícil saber dónde se habían dirigido.

   Este grupo, al contrario que los de otros años, efectuó la parada en un bar de Piera, otros años se había hecho en unos arcos que son muy interesantes para fotografiar. Personalmente veo mal que no se efectuaran paradas de avituallamiento en todo el camino y que en Piera se hiciese una muy larga de algo más de media hora, sólo paradas de un minuto o dos para reunir de nuevo al grupo. El dueño del bar antes de que la gente se fuese pidió un impuesto revolucionario de un euro más la voluntad, más el pago de las consumiciones.

   Antes de seguir el camino se hizo la foto de grupo. 

Foto de grupo 2014


   Entonces se prosiguió el camino entrando de nuevo en los caminos del bosque. En este momento  fue cuando comenzó a llover, era una lluvia fina, pero molesta por el tiempo que hacía que caminábamos y el frío que hacía.

   El paso cada vez se hizo más rápido, los guías raramente esperaban a que el grupo se reagrupara dejando a los de atrás cada vez más lejos, pudiéndose perder en el bosque. Incluso alguna persona se quejó de que se debía esperar a que el resto del grupo llegara, se trata al fin y al cabo de una excursión organizada, con un guía, en la que debería haber un guía al principio y otro al final, y hacer paradas para que la gente se pudiera reagrupar, no se trata de ninguna carrera.

   La llegada a la carretera sólo sirvió para acelerar el paso y que la línea se hiciese más grande, al llegar de nuevo a la entrada al bosque nos paramos, por que debían pasar primero los del grupo de Vilafranca, en medio de la carretera no es un sitio para pararse, en mi opinión hubiese sido mejor seguir hacia dentro el bosque y reagruparnos allí, dejando a alguien que indicara el camino a los últimos que vinieran por la carretera.

   Allí bajando un poco de pendiente se llegó a la que es la más temida subida antes de llegar a la montaña de Montserrat, el que llaman "el Matamachos" que muchos suben con esfuerzo y algunos lo hacen en poco tiempo.

   Al final de la subida se hizo una parada de unos diez minutos, toda una novedad en el viaje, a continuación se siguió hasta Collbató, desde allí casi se podía tocar la montaña con los dedos, pero alguien del grupo se lesionó, y tuvimos que usar nuestros propios medios para que volviera a su casa sano y salvo, debería haber un coche escoba detrás del grupo que se asegurara que todo el mundo llega sin problemas.

   Aquí se acabó la aventura de este año. Pero otras veces si realicé la subida a Montserrat, que se hace amaneciendo y viendo cómo se descubren los diferentes colores de las montañas, es un ascenso arduo pero seguro, para llegar finalmente al monasterio.

Foto de la subida de 2005

   Para hacer este camino es recomendable:

   - Prepararse un poco antes, tanto física cómo mentalmente.
   - Llevar calzado adecuado, unas bambas todoterreno son perfectas, por que se va tanto por montaña cómo por carretera, por lo que un calzado exclusivo de montaña no es adecuado.
   - Llevar un chubasquero y estar al corriente de la previsión meteorológica.
   - Llevar ropa adecuada para la temperatura, se debe tener en cuenta que se puede sudar.
   - Tener a punto una linterna con pilas y el móvil totalmente cargado.
   - Disfrutar y no tener prisa.
   - Escoger bien a los guías.

Comentarios

Syl ha dicho que…
En mi opinión se empezó muy rápido, Edu y yo íbamos los ultimos. Con lo cual, uno se cansa antes y piensa que después la gente acelera, pero el ritmo del trajecto fué el mismo todo el rato, yo lo estuve calculando.
´
Estuvo mal que no esperaran a la gente, pero también es cierto que una excursión sin pagar, como se puede pretender que haya coche? quien paga esa gasolina?

La cena en Vilafranca al final estuvo muy bien. Tuvimos la gran suerte que justo acabasen de hacer las pruebas al empezar a cenar, jejejejeje.

Entradas populares de este blog

Regalos envenenados de Jazztel

4YFN Four Years From Now, el congreso de las pequeñas startups

Proyecto: Palabras que curan - Colección de antologías de relatos breves de Playa de Ákaba Título: Un nuevo camino me espera, alguna vez...