Pequeñas, grandes sorpresas en la ciudad

Hoy he tenido una sorpresa muy buena, he dado una pequeña vuelta a la hora de comer por un parque de Barcelona, un parque que tiene muchas clases de plantas... y resulta que caminando por dentro del parque he visto un animalito chiquitito escondiéndose, he dado la vuelta a los arbustos y han resultado ser dos conejitos pequeñitos. Aquí no ha acabado la cosa porque por otro camino de este parque he visto una ardilla. La cosa no me habría impactado tanto si no fuese porque en el bosque no suelo ver animales y porque este es un parque dentro de Barcelona. Por supuesto no voy a poner el nombre del parque aquí para no poner en peligro estos animales, seguro que ya hay quien piensa que se podría hacer una buena cazuela de conejillo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proyecto: Palabras que curan - Colección de antologías de relatos breves de Playa de Ákaba Título: Un nuevo camino me espera, alguna vez...

4YFN Four Years From Now, el congreso de las pequeñas startups

Regalos envenenados de Jazztel