La definición de ingeniero

La ingeniería es una profesión que ha ido evolucionando desde el principio de los tiempos, en un principio, los primeros ingenieros, seguramente se dedicaron a fabricar las primeras armas, y trampas para la caza, las primeras casas para sus familias y a revolucionar la agricultura para dar de comer a su pueblo.

La palabra ingeniero viene del latín ingenium (ingenio o artefacto mecánico). En 1828 Tomás Tredgold por un encargo de la Institución de Ingenieros Civiles de Londres definió la ingeniería como: El arte de dirigir los grandes recursos de energía de la naturaleza para uso y conveniencia del hombre.

Más tarde, en 1958 Louis de Broglie, la definió de la siguiente manera: El ingeniero es un Hombre que se ha especializado en la ejecución de ciertas aplicaciones de la ciencia, debiendo poseer conocimientos científicos amplios y precisos.

Una de las definiciones más actuales se puede tomar de la mano de Aquiles Gay: El ingeniero es un hombre que partiendo de conocimientos, ideas, recursos, medios y material humano, construye objetos o productos tecnológicos, realiza proyectos técnicos o desarrolla procesos tecnológicos; su objetivo fundamental es, como planteo general, mejorar la calidad de vida del ser humano.

 En el libro del Ingeniero Marcelo A. Sobrevila, tenemos la siguiente definición de la profesión de ingeniero: Digamos que un ingeniero es un profesional que ha adquirido una metodología de trabajo que le permite tomar un problema, analizarlo, conocer sus objetivos y metas, poder trazar un programa de trabajo, tomar los elementos auxiliares necesarios, pronosticar los resultados, saber que medios humanos y materiales necesita, saber que costo ha de temer la solución, poner en marcha todos los elementos de la solución, supervisar el camino de la solución, poner todo en normas y tolerancias, saber hacer los ensayos de rutina y de recepción, poner en marcha industrial el producto o la obra o la instalación y labrar toda la documentación necesaria para la entrega formal y el pago.

De ahí, que el fin de semana pasado no me gustara que un amigo definiese a un buen ingeniero, como aquel que debe tener el último smartphone, de hecho llegó a decir que si no tenía un smartphone no me contrataría para un trabajo, y no me vería como a un buen ingeniero.

Para mí un ingeniero es aquel profesional que se enfrenta a problemas o retos diarios e intenta encontrar la mejor solución, tanto técnica como económica. El hecho de poseer o no una herramienta, no define a un ingeniero ni su capacidad, es cierto que las herramientas ayudan, pero sólo hacen eso, ayudar, sin una calculadora se pueden realizar cálculos, sin un smartphone último modelo se pueden realizar llamadas con un teléfono GSM normal. El hecho de tener lo último en gadgets y tecnología no define lo bueno que es un ingeniero.

Yo estoy interesado en la tecnología y en conocer lo último que hay en el mercado en software y hardware, pero eso no me hace mejor o peor ingeniero, creo que es necesario estar bien informado sobre las últimas tecnologías para poder hacer bien mi trabajo, y saber desenvolverse en los diferentes sistemas del mercado, pero también pienso que si tengo un teléfono antiguo con un symbian normal de Nokia puedo desempeñar igual de bien mi profesión que aquel que se ha comprado el último modelo de Iphone o Samsung Galaxy S.

De hecho cada modelo de teléfono ofrece una serie de ventajas/inconvenientes dependiendo del uso y las condiciones. Me explico, el ingeniero que usa un móvil normal con teclas se encontrará que en condiciones extremas, como en el polo norte, Groenlandia o lugares similares no necesita de guantes especiales capacitivos para usar su teléfono en el exterior, si no tiene esos guantes tendrá que enfriarse las manos.

El usuario de un móvil GSM normal, se encontrará que en lugares donde no hay electricidad o es muy difícil conectarse, es mucho más útil un móvil el cual puede tener encendido durante una semana que él último smartphone al que la batería rara vez dura más de 3 días.

Un teléfono normal como el mío GSM con protección IP-54 que en el ranking de Protección Internacional significa que aunque no es hermético, es bastante resistente al polvo y a mojarse (cosa que muy pocos teléfonos ofrecen) me sería mucho más útil en condiciones extremas que un smartphone (sí, hay algún smartphone que también tiene protección IP). Así que las herramientas también dependen del medio en el que estemos y de para que las queramos usar, una herramienta nunca definirá lo bueno que es un ingeniero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Regalos envenenados de Jazztel

4YFN Four Years From Now, el congreso de las pequeñas startups

Proyecto: Palabras que curan - Colección de antologías de relatos breves de Playa de Ákaba Título: Un nuevo camino me espera, alguna vez...