Hay que tener cuidado con las promociones

Hoy en el gimnasio he escuchado los problemas de una persona, resulta que compró una canción a través de un sms. Hasta aquí muy bien, ningún problema, pero resulta que recibió un mensaje de bienvenida a un servicio de no se que sitio, pues bien, le han ido enviando sms publicitarios con las últimas novedades para que las compre, pero eso no es lo malo, lo malo es que le han cobrado por eso, y la canción le ha salido por unos 30€, más o menos, y se ve que ha tenido problemas para darse de baja. Muy fuerte, la verdad. Hay que tener cuidado de lo que se demanda, y leer siempre la letra pequeña.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proyecto: Palabras que curan - Colección de antologías de relatos breves de Playa de Ákaba Título: Un nuevo camino me espera, alguna vez...

4YFN Four Years From Now, el congreso de las pequeñas startups

Regalos envenenados de Jazztel