Civismo ciudadano

Hoy es el segundo día que he visto a una persona orinando entre unos contenedores en mi calle; cuando somos pequeños, vale que se pueda hacer eso en cualquier parte (que tampoco), pero cuando se va teniendo una determinada edad por lo menos aquí en santa Coloma hay que aprovechar que somos una ciudad con multitud de bares distribuidos por toda la ciudad; no cuesta nada entrar en uno y orinar allí, en la calle queda un poco mal, y luego estas son las cosas que hacen que se vea a los inmigrantes con mala cara.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proyecto: Palabras que curan - Colección de antologías de relatos breves de Playa de Ákaba Título: Un nuevo camino me espera, alguna vez...

4YFN Four Years From Now, el congreso de las pequeñas startups

Regalos envenenados de Jazztel